CALDERETA SEVILLANA

 

 

 

“Perdona a tu enemigo, no hay nada que le enfurezca más”         Oscar Wilde


Ingredientes

  • 750 g de ternera
  • 1 zanahoria grande
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 tomate maduro
  • 1 rama de apio
  • 6 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 200 ml de vino blanco
  • 1 cucharadita de pimienta en grano
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  1. Cortar la carne en trozos grandes y en una sartén con un buen chorro de aceite sofreirla a fuego medio junto con el laurel y la pimienta, removiendo de vez en cuando, hasta que la carne esté dorada.
  2. Cubrir con agua la carne y cocer hasta que esté tierna; reservar.
  3. Pelar y picar la cebolla y el tomate. Pelar la zanahoria y cortarla en rodajas finas. Limpiar y partir por la mitad el pimiento, quitarle las semillas y cortarlo en tiras. Lavar y trocear el apio. Pelar y laminar los ajos.
  4. En una sartén con un fondo de aceite, sofreir todas las verduras anteriores.
  5. Cuando el sofrito coja color, incorporar la carne y el vino y continuar la cocción durante unos minutos, hasta que el alcohol del vino se haya evaporado y la salsa se reduzca.
  6. Retirar del fuego, sazonar y servir caliente.

Se puede servir acompañada de unas patatas fritas o patatas a lo pobre.

CARRILLADA CON SALSA DE CHOCOLATE

 

 

 

” Para educar a un niño por el camino correcto, transite usted ese camino por un rato:”        Elkanah Billings


La carne de las carrilladas es muy jugosa y veteada de grasa y aunque su elaboración requiere tiempo, merece la pena. Para que la carne quede tierna, se requiere  vino, ya que su ácido ayuda a romper las fibras de la carne, y además debe sellarse en la cazuela con un poco de aceite a fuego vivo. De esta manera los jugos quedan en su interior y después de cocerse a fuego muy suave se disuelve el colágeno de la carne y el resultado es un estofado jugoso y exquisito.

Ingredientes

  • 800 g de carrilleras
  • 50 g de chocolate de cobertura
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 250 ml de caldo de carne
  • 125 ml de vino tipo oporto
  • 125 ml de vino blanco seco
  • 25 ml de brandy
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Limpiar las carrilladas y troceralas; enharinarlas ligeramente y marcarlas en una sartén a fuego vivo con un hilo de aceite. Resevar.
  2. En esa misma sartén con un poco de aceite, sofreir los puerros cortados en rodajas y la cebolla cortada en aros finos; cuando estén dorados añadir las carrilladas, salpimentar y mezclar,dejar sofreir todo durante unos 10 minutos.
  3. Añadir el brandy y flambear el guiso; a continuación añadir los vinos y cocinar afuego vivo para que se reduzca el vino.
  4. Agregar el caldo y cocinar a fuego suave durante una hora o hasta que las carrilladas estén tiernas.
  5. Trocear el chocolate y diluirlo en un cuenco con un poco del caldo de cocción; devolverlo a la cazuela y cocinar durante unos minutos.
  6. Servir el estofado con unas zanahorias y patatas cocidas o cocinadas al vapor.

POLLO A LA NARANJA

 

 

 

” En los caracteres leales, la amistad dura tanto como los méritos que la inspiran.”        José Ingenieros


Ingredientes

  • 1 pollo troceado
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 naranjas
  • 150 ml de vino blanco seco
  • 300 ml de caldo de pollo
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire o salsa Perrins
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Pelar las cebollas y cortar en juliana; rehogarlas en una cazuela con un poco de aceite, hasta que estén transparentes y reservar en la cazuela.
  2. En una sartén amplia dorar los dientes de ajo pelados y cortados por la mitad; retirar y reservar.
  3. Salpimentar el pollo, enharinarlo  y dorarlo , en el mismo aceite de dorar los ajos.
  4. Incorporar el pollo y el ajo a la cazuela con la cebolla; verter el vino y cocinar a fuego vivo hasta que se evapore.
  5. Rallar la piel de las naranjas ( sin llegar a la parte blanca ) sobre el pollo, remover para que se integren en el guiso.
  6. Extraer el zumo de las naranjas y verterlo en la cacerola junto con el caldo y la salsa Perrins; cuando la salsa comience a hervir, tapar la cacerola, bajar el fuego y cocer durante 30 minutos.

 

 

ENSALADA DE ALUBIAS CON VENTRESCA DE BONITO

 

 

 

” El hombre no revela mejor su propio carácter que cuando describe el carácter de otro ”      Johann P. Richter


Ingredientes

  • 1 tarro de alubias cocidas
  • 1 cebolleta
  • 1 lata de ventresca de bonito en aceite
  • 1 ramita de apio
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate
  • 4 cucharadas de A.O.V.E  (aceite de oliva virgen extra)
  • 1 cucharada de vinagre de jerez
  • Sal

Preparación

  1. Escurrir las alubias, pasar ligeramente por agua y reservar.
  2. En una ensaladera poner las alubias y todas las hortalizas bien picaditas.
  3. Mezclar en un cuenco el aceite y el vinagre, hasta que emulsione.
  4. Aderezar la ensalada con sal y la mezcla de aceite con el vinagre.

 

HUEVOS SORPRESA

 

 

 

” Vengarse de una ofensa es ponerse al nivel de un enemigo: perdonarlo es colocarse sobre él.”       François de La Rochefoucauld


Ingredientes

  • 1 taza de leche caliente
  • 4 huevos grandes
  • 2 cucharadas rasas de harina
  • Aceite de oliva
  • Queso rallado (mejor parmesano)
  • Sal

Preparación         !PRECALENTAR EL HORNO A 190ºC!

  1. Poner un cazo al fuego con una cucharada de aceite, cuando esté caliente, añadir la harina y dejar tostar durante 1 minuto, cuidando que no se queme.
  2. Añadir la leche, sazonar con una pizca de sal y mezclar intentando que no se formen grumos, en caso de que así fuera, batir y cocinar a fuego suave durante 10 minutos sin dejar de mover. Apartar del fuego y reservar.
  3. Separar las claras de las yemas, poniendo cada yema en un recipiente; batir las claras a punto de nieve e incorporarlas a la crema del cazo, mezclar con movimientos envolventes y verter en una fuente refractaria previamente engrasada con mantequilla.
  4. Deslizar con cuidado las yemas, una a una, repartirlas sobre la crema blanca; espolvorear con el queso rallado y hornear a 150ºC durante 15 minutos.


IMG_6226
IMG_6230

CUSCÚS DE PESCADO CON ZANAHORIA

 

 

 

” Controla tus acciones y así no tendrás que arrepentirte con frecuencia de ellas.”         Yamashita Tomoyuki


Ingredientes

  • 100 g de cuscús
  • 300 g de zanahoria
  • 350 g de lomos de bacalao desalado
  • 300 ml de caldo de verduras
  • 1 cebolla limpia y cortada en juliana
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla cayena
  • 1 cucharadita de especias de mezcla marroquí (Cajun)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Poner el cuscús precocido en un bol y agregar 100 ml de caldo de verduras caliente, rociar con un poquito de aceite y remover para que se mezclen bien; tapar el bol y dejar que se hidrate el cuscús.
  2. En una sartén con un poco de aceite, pochar la cebolla hasta que comience a ponerse transparente; agregar la zanahoria troceada, aderezar con sal y rehogar a fuego suave durante 15 minutos.
  3. Añadir la mezcla de las especias y remover para que se integren.
  4. Verter el caldo sobre las verduras rehogadas y cocer hasta que estén tiernas.
  5. En una sartén con aceite freír el ajo laminado y la guindilla.
  6. Dorar los trozos de bacalao (en el aceite del ajo y guindilla) y servir sobre el cuscús con las verduras.

 

HABAS CON JAMÓN

 

 

 

” Esforcémonos en obrar bien: he ahí el principio de la moral.”      Blaise Pascal


Ingredientes

  • 500 g de habas congeladas o frescas precocinadas
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 ajo pelado
  • 100 g de jamón serrano troceado pequeñito
  • 1 cucharadita de pimentón

Preparación

  1. Pelar el ajo y machacarlo en el mortero con un poco de sal; reservar.
  2. Pelar la cebolla y picarla muy menuda.
  3. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, sofreir la cebolla hasta que esté transparente.
  4. Añadir el jamón troceado y cocinar hasta que cambie de color.
  5. Echar a la sartén una cucharadita de pimentón y mantener a fuego suave removiendo continuamente durante unos 10 segundos (no más tiempo para evitar que se queme y amargue).
  6. Añadir las habas, el ajo machacado y un chorrito de agua; cocinar a fuego moderadamente alto hasta que el agua evapore y las habas queden refritas en su propio jugo.

Este plato resultará mas sustancioso cuando ha reposado (mejor de un día para otro) y acompañado de huevos fritos.