PINCHITOS MORUNOS

 

 

“Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él”             Immanuel Kant

Ingredientes

  • 1 kg de lomo de cerdo o magra troceada
  • 1 cucharada de cominos molidos
  • Cayena molida  (al gusto de picante)
  • 2 limones
  • Un poco de colorante (para dar color)
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Trocear el lomo en taquitos y poner en un bol; aliñar con el comino molido,  la cayena molida,  sal, un poco de colorante alimenticio y mezclar todo bien, impregnando la carne con todo el aliño.
  2. Cortar los limones por la mitad y exprimir el zumo sobre la carne.
  3.  Echar un chorrito pequeño de aceite de oliva (solo para que los trozos de carne queden untuosos) sobre la carne y mezclar; Dejar macerar en el frigorífico y consumir al día siguiente.

 

 

LOMO DE CERDO en salsa de coca-cola

 
       ” Si por naturaleza tiene usted una mente crítica, su presencia aquí es inútil ”           George Gurdjieff        

        

Ingredientes
  • 1/2 kg de filetes de lomo de cerdo
  • 1 cebolla
  • 1 sobre de sopa de cebolla
  • 1 lata de coca-cola
  • Un chorrito de ketchup
  • Un chorrito de salsa picante (opcional)
Preparación
  1. Cortar la cebolla en juliana y  ponerla en una fuente de horno; sobre ella colocar los filetes de lomo ( no es necesario salar porque la sopa de cebolla ya tiene condimento suficiente).
  2. En un bol, mezclar el sobre de sopa de cebolla, la coca cola y el ketchup, añadir salsa picante si gusta; mezclar todo bien y  verter encima del lomo.
  3. Hornear a 180ºC , hasta que el lomo quede tierno y la salsa reducida.
Se puede servir acompañado de una patatas asadas o fritas.
    

FRITAILLA DE LOMO CON TOMATE

” Si tú y yo discutimos y tú me vences, ¿será acaso verdadero lo tuyo y falso lo mío? ”         Lao-Tsé


Ingredientes

  • 500 g de lomo o carne de jamón troceado
  • 4 pimientos verdes, limpios de semillas y cortados en juliana
  • 1 cebolla grande, cortada en juliana
  • 6 tomates maduros, pelados y cortados en daditos
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 guindilla (opcional)

Preparación

  1. Salar el lomo, dejar reposar unos minutos para que coja la sal y poner a freir en una sartén con aceite de oliva.
  2. Cocinar a fuego lento (para que no llegue a dorarse)hasta que el lomo quede tierno; escurrir del aceite y reservar.
  3. En la sartén con el aceite de haber frito el lomo sofreir la cebolla, cuando esta comience a ponerse blandita, añadir los pimientos y dejar que se sofrían junto con la cebolla durante unos 10 minutos.
  4. Añadir los tomates troceados, sal y una guindilla. Dejar cocinar a fuego lento durante unos 10 minutos.
  5. Añadir el lomo al sofrito de las hortalizas, rectificar de sal y picante al gusto y dejar cocinar el conjunto durante unos 10 minutillos removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Este este plato como suele ocurrir con la mayoría de las salsas está más rico al día siguiente de su elaboración, aunque recién cocinado también está de toma pan y moja.

 

LOMO EN ADOBO

 

 

” La ociosidad camina con tanta lentitud, que todos los vicios la alcanzan”    Benjamin Franklin


El preparar carne en adobo  es una forma sencilla  de conservación y además nos permite poder disponer en cualquier momento de un suculento filetillo, ya sea para bocata o acompañado de patatas fritas

Ingredientes

  •  Filetes de lomo
  • 5 ajos
  • 1 cucharadita de pimienta en grano
  • 1 cucharada de pimentón
  • 1 cucharada de cominos
  • Sal
  • Orégano
  • Vinagre
  • Agua

Preparación

  1. Machacar en el mortero los ajos, la pimienta en grano, el pimentón y los cominos.
  2. Poner en un recipiente los filetes de lomo y añadir el majado del mortero.
  3. Cubrir con una mezcla de vinagre y agua (las proporciones dependerán de lo fuerte que se desee) y rectificar de sal.
  4. Espolvorear con orégano y dejar macerar en el frigorífico hasta el día siguiente.
  5. Consumir fritos o la plancha.

Si no van a consumir de forma inmediata, se frien los filetes en abundante aceite a fuego moderado, para que se cocinen pero no se quemen, y queden jugosos. Y  se conservan en un recipiente cubiertos del aceite de freírlos.