PASTEL DE CHAMPIÑONES

 

 

 

” Los placeres son como un círculo en el agua que no cesa de ampliarse hasta que, a fuerza de expandirse, se pierde en la nada.”         William Shakespeare


Ingredientes

  • 400 g de champiñones laminados
  • 50 g de mantequilla o margarina ( y un poco más para engrasar la fuente refractaria)
  • 1/4 de cebolla picada
  • 50 g de harina
  • 205 ml de leche
  • 30 g de queso rallado
  • Sal
  • Nuez moscada rallada
  • 4 huevos

Preparación              !PRECALENTAR EL HORNO A 180ºC!

  1. Picar los champiñones; reservar.
  2. En una sartén amplia fundir la mantequilla y dorar la cebolla; agregar los champiñones y cocinar lentamente durante 10 minutos.
  3. Añadir la harina , remover integrándola en los champiñones durante un par de minutos; verter la leche poco a poco, aderezar con nuez moscada rallada y sal y dejar cocer a fuego lento hasta que espese, removiendo continuamente.
  4. Agregar el queso rallado y mezclar; dejar entibiar la preparación.
  5. Separar las claras de las yemas; ir agregando y batiendo las yemas una a una.
  6. Montar las claras a punto de nieve  muy firme; integrarlas en la masa de los champiñones con movimientos envolventes.
  7. Untar con mantequilla una fuente refractaria o un molde de aluminio. Verter la preparación hasta 3/4 de su altura; hornear a 180ºC durante 30-35 minutos. Comprobar que está cocido pinchándolo con un palillo o brocheta, en caso de salir con restos hornear unos minutos más.

 

PASTEL DE ESPINACAS Y QUESO

 

 

 

El día que el hombre se de cuenta dé sus profundas equivocaciones, habrá  terminado el progreso de la ciencia.”       Marie Curie


La SPANAKOTIROPITA  (pastel de espinacas y queso feta) es una empanada de origen griego donde el ingrediente base es el queso feta.

Su preparación es algo laboriosa, por ello siempre queda la opción de preparar el relleno el día previo al horneado. El aceitado de las láminas de la pasta filo se puede hacer, poniendo el aceite en un plato y con la palma de las manos untadas en el, ir aceitando la superficie de cada lámina a la par que se separan unas de otras. El resultado final merece la pena!

 

Ingredientes

  • 125 ml de aceite de oliva
  • 10 láminas  de pasta filo (un paquete refrigerado)
  • 900 g de espinacas (solo las hojas)
  • 3-4 cebolletas grandes picadas
  • 15 g de eneldo fresco picado
  • 500 g de queso feta desmenuzado
  • 15 g de perejil fresco picado
  • 4 cucharadas de leche
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • 4 cucharadas de mantequilla  fundida
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Preparación

  1. Untar con aceite el fondo de una sartén o cacerola antiadherente, cocinar las espinacas durante un par de minutos o hasta que reduzcan su volumen; escurrir bien el agua que hayan soltado, retirar a un bol amplio y reservar.
  2. Sofreir las cebolletas en la mantequilla. Cuando estén transparentes, escurrir  y mezclar con las espinacas.
  3. Agregar al bol el eneldo, el perejil, el queso, la leche, la leche, los huevos y la mantequilla. Aderezar con pimienta y un poquito de sal  (tener en cuenta que el queso feta es salado).
  4.                       !PRECALENTAR EL HORNO A 200º C!
  5. Untar con aceite un molde o bandeja de horno. Poner unas 5 láminas de pasta filo, previamente untadas cada una con aceite . Extender el relleno de espinacas y queso (sin llegar a los bordes). Cubrir con otras 5 láminas de pasta filo untadas de aceite y enrollar los  bordes.
  6. Marcar el pastel en raciones y pintar con aceite.
  7. Pulverizar con un poco de agua y hornear a 180 ºC durante 45 minutos.