ATÚN EN ACEITE

” El amor propio es el más peligroso de nuestros consejeros.”        Napoleón Bonaparte


En ocasiones se piensa que elaborar determinadas recetas, de productos que habitualmente estamos acostumbrados a comprar en conserva, nos va a ser algo complejo. Pero nada más lejano de la realidad. El poder disfrutar de un atún en aceite de oliva elaborado en casa, además de ser una exquisitez nos dará mucho juego a la hora de ir consumiéndolo y sorprenderá gratamente a nuestros comensales.

Ingredientes

  • 1 Kg de atún limpio (sin piel ni  espinas)
  • 90 g de sal
  • 2 litros de agua (aproximadamente)
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva suave

Preparación

  1. Lavar el atún y cortarlo en trozos o rodajas gruesas (de unos 4 cm o algo más) para que salgan unas buenas lascas; reservar.
  2. En una cacerola amplia poner a calentar el agua con la sal y el laurel; llevarla a ebullición.
  3. Añadir los lomos de atún a la cacerola y bajar la lumbre, para que se cocinen a fuego moderado ( no debe hervir); cocinar durante 30 minutos.
  4. Retirar con cuidado el atún  y dejarlo escurrir sobre papel de cocina absorbente o sobre un colador grande; dejar enfriar.

Conservación para consumo diario: Poner los trozos de atún en un recipiente o tarro, cubrir con aceite y conservar refrigerado. Antes de consumirlo sacar la cantidad deseada y dejar que se atempere el aceite.

Si lo que se desea es hacer conserva para consumirlo a la largo plazo:

  1. Esterilizar los tarros de cristal, hirviéndolos durante 30 minutos; retirar  y dejar secar.
  2. Cubrir el fondo del tarro esterilizado con aceite de oliva.
  3. Introducir los trozos de atún del tamaño acorde con el recipiente, dejando unos 3 cm libres del ras del tarro) y procurando que no queden huecos entre los trozos.
  4. Añadir aceite hasta que el atún quede cubierto, pero sin llegar al borde. Tener en cuenta que después de todo este proceso debe quedar libre sin cubrir unos 1.5 cm.
  5. Para hacer el vacío, cubrir el fondo de una cazuela con un trapo de cocina  y sobre el poner los tarros que se desean esterilizar. Echar agua sin llegar a las tapaderas; hervir durante 30 minutos.
  6. Pasado este tiempo dejar enfriar antes de retirar los tarros ya esterilizados.